Radio Yaravi

Investigadores del MIT y Harvard están desarrollando una mascarilla que se ilumina al detectar COVID-19

Esta tecnología ya era investigada y desarrollada en 2014 por el científico Jim Collins en su laboratorio de bioingeniería en el MIT, en donde estudiaba diferentes sensores que podían detectar el virus del ébola.
No se pudo cargar

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), quienes se encuentran desarrollando una mascarilla con la capacidad de dar una señal fluorescente en caso de estar en presencia del coronavirus.

Esta tecnología ya era investigada y desarrollada en 2014 por el científico Jim Collins en su laboratorio de bioingeniería en el MIT, en donde estudiaba diferentes sensores que podían detectar el virus del ébola cuando se liofilizaba en una hoja de papel.

Para el 2016, se publicó la primera investigación al respecto, a cargo de un pequeño equipo de científicos del MIT y Harvard, quienes habían adaptado esta tecnología para detectar el virus del Zika.

Pero ahora, la situación ha cambiado y la nueva pandemia por coronavirus ha motivado que estos científicos ajusten su herramienta y así desarrollen una respuesta rápida de detección del SARS-CoV-2, el virus del COVID-19 y aplicarlo a una mascarilla.

Esta será capaz de emitir una señal fluorescente cuando una persona con el coronavirus respira, tose o estornuda. Y si la tecnología resulta exitosa, podría abordar las fallas asociadas con otros métodos de detección, como los controles de temperatura.

“A medida que abrimos nuestro sistema de tránsito, podría imaginarse que se utilizará en los aeropuertos a medida que avanzamos en la seguridad, mientras esperamos subir a un avión. Usted o yo podríamos usarlo en el camino hacia y desde el trabajo. Los hospitales podrían usarlo para los pacientes cuando entran o esperan en la sala de espera como una prueba previa de quién está infectado”, refirió Jim Collins, según informa Business Insider.

Los médicos incluso pueden usarlos para diagnosticar pacientes en el acto, sin tener que enviar muestras a un laboratorio. En un momento en que las pruebas y los retrasos han obstaculizado la capacidad de muchos países para controlar los brotes, las herramientas que identifican rápidamente a los pacientes son críticas.

Coméntanos